Estás utilizando un navegador obsoleto. Para una experiencia de navegación más rápida y segura, actualizar de forma gratuita ahora
  • Síguenos en

Lámpara LED ALYA

Tecnologia LED avanzada

La tecnología LED más avanzada de última generación. Potente y fiable, la nueva Alya dispone de serie de movimiento triaxial y de sistema óptico patentados por FARO, de renovadas asas desmontables y autoclavables y de un sofisticado sistema electrónico de regulación de la intensidad para un control más preciso del foco de luz. Además, una nueva tarjeta electrónica asegura la perfecta compatibilidad con los sistemas de captura de imágenes y los equipos de diagnosis, cada vez más presentes en las consultas odontológicas.

Una sola lámpara para todas las necesidades

Características generales

ALYA MAIA MP2030 EDI
Tensión de alimentación con transformador 230 Vac +/- 10% - 50/60 Hz 230 V - 50/60 Hz
Tensión de alimentación con/sin alimentador 90-264 Vac - 47-63Hz / 17-24 Vac - 50-60 Hz 22-35 Vdc 17 V- 50/60 Hz
Consumo de potencia max 26 VA max 9 VA max 23 VA 105 VA
LUX de 3.000 a 50.000 (a una distancia de 700 mm) de 3.000 a 40.000 (a una distancia de 1 m)
Dimensiones foco de luz 180 x 90 mm (a una distancia de 700 mm) 170 x 85 mm (a una distancia de 700 mm) 300 x 200 mm (a una distancia de 1 m) 180 x 60 mm
Sistema de refrigeración disipador estático (no necesita ventilador) de aire forzado
ASAS extraíbles y esterilizables en autoclave
GARANTÍA 24 Meses 12 Meses 12 Meses 12 Meses
Dispositivo Médico conforme a la Directiva 93/42/CEE y posteriores modificaciones - Dispositivos médicos - clase I - Normas aplicadas: EN 60601-1, EN 60601-1-2, EN 60825, EN 62471;
(Los datos técnicos indicados representan valores típicos sujetos a tolerancia)

Lámparas odontológicas Faro

Iluminación odontológica

Fabricante de lámparas odontológicas

FARO S.p.A., fundada en 1948 por Osvaldo Favonio, diseña y fabrica dispositivos destinados a los fabricantes de unidades dentales, a las consultas odontológicas y a los laboratorios protésicos. En los más de 5.000 m cubiertos de la fábrica de Ornago (Italia) se lleva a cabo tanto la producción como el diseño, la investigación y el desarrollo. Con los años, la Empresa ha conquistado el papel de líder mundial en el sector específico: una posición conseguida con la dedicación a la investigación tecnológica y de diseño y con la capacidad de comprender las necesidades reales de los usuarios finales.

La completa calidad asegurada por la gestión interna de todo el ciclo de producción y por un cualificado y eficiente servicio de preventa y postventa. La experiencia de FARO expresa de la mejor manera el orgullo de un producto fabricado totalmente en Italia.

REPRODUCIR LA LUZ NATURAL

El cuerpo humano está preparado para vivir en la naturaleza según los ritmos que marca la luz del sol. A causa de la producción natural de serotonina (durante las horas de luz) y de melatonina (durante las horas de oscuridad), nuestro biorritmo hace que seamos más productivos durante el día y más propensos al descanso durante las horas nocturnas. Incluso las estaciones afectan a nuestro biorritmo: durante el verano la mayor cantidad de luz hace que seamos más activos, mientras durante el invierno la escasez de luz nos hace sentir más cansados y con la necesidad de descansar. Pero la vida laboral nos lleva a asumir un ritmo distinto, regulado por necesidades de productividad; la consecuencia de esta adaptación “forzada” representa para nuestro cuerpo una fuente de estrés considerable. El método más eficaz para reducir al mínimo este tipo de estrés es conseguir que la luz que reciben nuestros ojos en el ambiente laboral sea lo más similar posible (en cantidad y en calidad) a la solar.

La sobrecarga del aparato visual también es nociva para la salud del ojo. Se manifiesta con diversos síntomas como escozor, lagrimeo, sequedad ocular, sensación de cuerpo extraño, molestias o dolor ocular, o incluso una visión nublada o doble.

Estos trastornos pueden causar, a la larga, auténticas enfermedades provocando dificultad de concentración, dolores de cabeza encima de los ojos o en las sienes, enrojecimientos, escozor y molestias en los ojos ya desde la mañana al levantarse. Una exposición continua a una fuente de luz equivocada puede provocar una serie de patologías, tanto directas como indirectas. Al contrario, una buena calidad y flexibilidad de la visión es una premisa fundamental para el propio bienestar general.

EFECTOS SECUNDARIOS DE UNA LUZ EQUIVOCADA:

  • Modificación del biorritmo
    La exposición a una fuente de luz poco eficaz lleva a una sensación de postración también en las horas normalmente dedicadas al trabajo.
  • Estrés y dolor de cabeza
    Demasiada luz, o una luz demasiado directa es causa de estrés, tensiones nerviosas y dolores de cabeza.
  • Patologías​ oculares
    El cansancio visual, además de conllevar el riesgo de graves patologías oculares, puede tener un efecto indirecto sobre el humor y la percepción emotiva de buena salud y bienestar.
  • Neuralgias
    El uso continuo de una fuente de luz inadecuada podría llevar al médico a asumir posturas innaturales, provocando dolores y patologías del aparato locomotor.

¿Y en el paciente?

La lámpara odontológica es el elemento que se encuentra de forma permanente delante de los ojos del paciente. Una iluminación equivocada es fuente de estrés también para el paciente que corre el riesgo de quedar “deslumbrado” con cada movimiento de la lámpara. Este estrés se refleja de forma inevitable en la percepción que tiene del estudio médico en el que se encuentra. Un paciente más relajado estará más dispuesto a recibir tratamientos y también a volver al estudio.


Calidad de la luz

En la elección de una lámpara dental es necesario considerar algunas características para determinar la calidad de su luz. En efecto, es indispensable que la luz artificial sea capaz de reproducir de forma fiel los colores de los materiales y de los tejidos, que pueden aparecer distintos según la temperatura de color de la fuente de luz y el relativo rendimiento cromático. Esto tiene una importancia fundamental para que el trabajo tenga éxito. La temperatura de color se mide en Kelvin (K): A un valor más bajo corresponde una tonalidad de color más cálida que tiende hacia el rojo. A una temperatura más alta corresponden tonalidades más frías (verde y azul). El valor de referencia “neutro” de la temperatura de color, el blanco “puro”, corresponde al sol de mediodía en una bonita jornada y es de aproximadamente 5000 K.

También la luz del sol incide en la percepción cromática: con el cambio de las horas del día o de las estaciones vemos los colores de forma distinta. Por ello es importante disponer de una fuente luminosa que, en cualquier momento, sea capaz de dar al médico informaciones precisas. Todas las lámparas Faro disponen de regulación de intensidad para que la función visual pueda percibir los minúsculos detalles del campo operatorio con el mínimo esfuerzo, manteniendo la temperatura de color de forma constante a 5.000 K.


¿Cuánta luz?.

La cantidad de luz necesaria de una lámpara odontológica para una correcta iluminación del campo operatorio depende de diversos factores. Una iluminación correcta debe tener características de intensidad, distribución y calidad adecuadas, para que la función visual del médico capte los detalles del campo operatorio. De acuerdo con la edad del médico, por ejemplo, podrá ser necesario disponer de una mayor o menor cantidad de luz. Además, cuanto más pequeños serán los detalles a observar, mayor será la intensidad luminosa solicitada. Por tanto, una buena lámpara odontológica como fuente de iluminación tiene que poderse regular sin perder las características de temperatura de color y de uniformidad de iluminación.


Gestionar el contraste.

Para evitar el estrés visual es necesario evitar un contraste excesivo entre el área de trabajo y el ambiente circundante; la continua necesidad de adaptación con cada desplazamiento de la mirada lleva a un inevitable cansancio del ojo y, por tanto, se recomienda que la iluminación de la estación de trabajo sea superior a la de la sala; además, para una actividad visual más cómoda, la fuente luminosa no se tiene que dirigir directamente hacia el ojo: se tiene que colocar detrás, de lado o encima del observador.


El deslumbramiento.

El deslumbramiento, además de molesto, es potencialmente nocivo puesto que puede provocar lesiones oculares a nivel de la retina. Las lesiones pueden estar determinadas por un efecto térmico (coagulación de las proteínas de la retina) o por un efecto fotoquímico (reacciones químicas, sin aumento de la temperatura). Sobre todo los niños están expuestos a este riesgo porque están sujetos al desarrollo de las defensas naturales. El proyecto óptico de luz reflejada FARO proporciona un punto definido y no produce calor propio para reducir al mínimo el fenómeno. En caso de pacientes con patologías oculares evidentes también es posible obtener una protección total mediante la utilización de gafas protectoras específicas.

Lamparas odontológicas Faro

Tecnologia LED y Halógena
Iluminación óptima para clínicas dentales

Iluminación odontológica

Depósito Dental Imex

Imex Dental

es tu depósito dental de confianza desde 1999.

Ofrecemos una gran variedad y disponibilidad de productos odontológicos para Clínicas dentales y laboratorios de prótesis. Instrumental odontológico, material dental, aparatología dental y consumible dental

Distribuidores de las principales marcas, ofrecemos los mejores precios con nuestras promociones de material dental y aparatología dental.

Tenemos a su disposición una amplia red de servicios técnicos en todo el pais, altamente cualificados y formados, que le instalarán nuestros productos, si Usted así lo desea.

Visita nuestro Depósito dental online

Nuestro boletín

Contactar con Tiendas Para

Lámparas odontológicas Faro